Lateralidad cruzada. ¿Qué es?

¿Qué es la lateralidad?

La lateralidad consiste en la predominancia que presenta alguien por un lado de su cuerpo a la hora de realizar actividades con ojos, oídos, manos y pies.

Consiste en la preferencia natural de nuestro cuerpo para definir un lado, ya sea el derecho o el izquierdo, para dirigir nuestras acciones.

Normalmente esta preferencia se refiere a los ojos, oído, manos y pies, es decir, que, si nos sentimos o nuestro peque se siente más cómodo escribiendo con la derecha, lo normal es que también se sienta más cómodo utilizando el ojo, la oreja y el pie derechos.

Ahora bien, puede darse el caso de que alguna de sus preferencias no sea del mismo lado que el resto, en este caso entendemos que nuestro hijo, o nosotros si es el caso, tiene o tenemos “lateralidad cruzada”.

La lateralidad cruzada es justamente esto: La preferencia de nuestro cuerpo por no definir un lado para realizar todas nuestras acciones.
Podemos tener diferentes casos, un par de ejemplos podrían ser:

  • Utilizar oído, ojo y mano izquierdo, pero preferir el pie derecho
  • Escribir y mirar por un microscopio con el lado izquierdo, pero escuchar mejor y chutar una pelota con lado derecho.

Tampoco debemos confundir los casos de niños que son ambidiestros con la lateralidad cruzada, puesto que no por escribir con las dos manos o chutar con los dos pies una pelota es ambidiestro, para poder decir que nuestro hijo es ambidiestro debe realizar todas las actividades que haga indistintamente con un lado o con el otro.
Por ejemplo, si escribe con las dos, pero no hace nada más, seguramente se trate de un caso de lateralidad cruzada.
Pero si escribe, tira la pelota, abre una botella con tapón de rosca, se come algo, indistintamente con las dos manos, en este caso sí podemos estar ante un ambidiestro.

IMPORTANTE

Tanto los ambidiestros, como los niños con lateralidad cruzada, tienden a tener mayores dificultades tanto en lectura, escritura (caligrafía y ortografía), en velocidad, en falta de concentración, a la hora de resolver problemas lógico-matemáticos, suelen ser más lentos, e incluso puede que tengan problemas de conducta.

Por estas razones, si tu hijo o hija saca malas notas, es un poco más lento que el resto o incluso algo más torpe, no tengas prisa en etiquetarle de desastre, mal estudiante… o de alguna otra forma.

Para poder fijarnos si nuestro hijo tiene lateralidad cruzada solo deberemos observarle hacer algunas actividades.

  • OJO. (ver que ojo utiliza en las siguientes pruebas)
    1. Hacerle mirar por un microscopio
    2. Hacerle mirar por una ranura
    3. Decirle que se tape un ojo
  • OÍDO. (ver que oído utiliza en las siguientes pruebas)
    1. Hacer que escuche a través de una pared
    2. Darle un teléfono para ver con cual escucha
  • MANO. (ver que mano utiliza en las siguientes pruebas)
    1. Pedirle que abra una botella de coca-cola
    2. Hacer que escriba algo
    3. Decirle que nos tire una pelora
  • PIE. (ver que pie utiliza en las siguientes pruebas)
    1. Fijarnos a ver con cual empieza a andar
    2. Con cual se impulsa para correr
    3. Pedirle que chute una pelota

 

Si quieres leer más Blog deea  

Síguenos en  Logo facebook     y en 

Ir arriba

Antes de irte recuerda

¡3x2 en TODOS nuestros materiales!

Esta oferta se autodestruirá, date prisa.