¿Qué es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad?

El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es de carácter neurobiológico originado en la infancia. Se encuentra incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V) y que tiene una prevalencia en España de el 6’9% de la población infantil.

Hiperactividad en un niño/a, rasgos más comunes.El trastorno puede presentarse de tres maneras llamadas “Subtipos“:

  • El inatento: destaca el déficit de atención (más habitual en niñas).
  • El hiperactivo/impulsivo: predomina la hiperactividad e impulsividad (más frecuente en niños).
  • Subtipo mixto o combinado: presenta los tres síntomas nucleares: déficit de atención, hiperactividad e impulsividad.

Una vez resumido el déficit de atención con hiperactividad, vamos a centrarnos en la H del TDAH, es decir, en el subtipo hiperactivo/impulsivo.

Características por las que se reconoce la hiperactividad e impulsividad:

  • Son niños que están en continuo movimiento: se levantan, se sientan, deambulan sin sentido y parecen incapaces de mantenerse atentos durante un periodo de tiempo concreto.rompiendo cosas
  • Mueven manos y pies, dan golpes con algún objeto, hablan rápido y en exceso, hacer ruidos, cambian de actividad antes de finalizar la anterior, etc.
  • Interrumpen conversaciones y juegos: tienen grandes problemas a la hora de inhibir o modular las respuestas que desea o que debe dar en un momento determinado.
  • Se les hace imposible no actuar o decir lo primero que se les pasa por la cabeza.
  • En clase contestan las preguntas del profesor antes de terminar de formularlas y esto se ve reflejado en los exámenes de forma negativa.
  • Pueden hacer comentarios fuera de lugar, inadecuado e incluso despectivos, conducta que suele acarrearles enfados con compañeros, familia, profesores, amigos.
  • Durante el juego suelen llevan la voz cantante y es común que no respeten los turnos y surjan conflictos.
  • Son poco cuidadosos, cogen los objetos de forma brusca lo que provoca que en muchas ocasiones se les caigan o rompan.
  • Muerden y rompen los bolígrafos o los lápices, desmontan los objetos que están formadas por piezas y, como es lógico, pierden o estropean algunas de estas piezas que han desmontado. de modo que no pueden volver a montarlo.
  • Es frecuente que muerdan la ropa, tiren de los hilos sueltos y terminan por destrozar la prenda de ropa que llevan puesta.
  • Son desorganizados al realizar las tareas escolares: poseen una caligrafía irregular con numerosas faltas ortográficas.
  • Sienten rechazo al hablar en exceso, interrumpir, jugar de forma brusca y no llevar cuidado es común que otros niños no quieran jugar con ellos lo cual daña su autoestima y bienestar.
Mamá desesperada por la hiperactividad de su hijo/a.Pero no nos asustemos, según van creciendo, la sintomatología de este trastorno va desapareciendo.

Sin embargo, como es comprensible, todos los comportamientos propios del TDAH dificultan enormemente la consecución de los logros escolares y la interacción con los compañeros y con adultos.

Desde Deea siempre recomendamos que, ante la sospecha de que vuestro hijo/a pueda tener TDAH, se debe acudir a un profesional.

Se deberá valorar el caso y ofreciendo las herramientas y estrategias necesarias para evitar el fracaso escolar y un trastorno emocional a la larga.

Tened en cuenta que una intervención temprana, no elimina el problema, pero si mejora mucho el pronóstico.

Si quieres leer más  Blog deea

Síguenos en   Logo facebook   y en 

Bolsa de compras
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0