Menú Cerrar

Técnicas de estudio: El subrayado

subrayado

Al igual que cuando los equipos de fútbol preparan un partido, estudian a sus rivales y entrenan para llegar al momento preparados.

Cuando un pequeño o no tan pequeño se enfrenta a un examen ocurre exactamente lo mismo, necesita una preparación que le ayude a enfrentarse mejor a “su rival”, en este caso, el examen.

Resumen de como subrayar

Para esto necesitamos una planificación que haga que vuestra hija o vuestro hijo aproveche el tempo de estudio sin malgastar horas (algo muy común).

El plan que sigamos debe ser:

  • PERSONAL
  • REALISTA
  • FLEXIBLE
Tiempo personal.

En el tiempo diario que prevemos que nuestro hijo le va a dedicar al estudio deberá tener en cuenta estas pautas. (deberéis ser vosotros los que os sentéis con ellos para planificar todo esto).

  1.    Planificación previa de lo que se va a hacer (las siguientes horas)
  2.    Tener preparado el material necesario a mano, para disminuir las distracciones y paseos.
  3.    Conocer de antemano las actividades que va a realizar: apuntes, resúmenes, esquemas, repasos, trabajos…
  4.    Descansos: duraciones y periodicidad (es decir cuándo y cada cuanto los hará)
  5.    Imprevistos: puede que venga alguien de visita, que tengas que salir por algún motivo…
Curva de rendimiento

c

  1.    Fase de calentamiento: Volviendo al ejemplo con el que hemos empezado, el de los partidos de futbol, cuando los futbolistas van a preparar un partido primero calientan, corren un poco, hacen rondos para calentar con el balón…
    Bien, pues aquí el calentamiento es mental, pero también es importante tenerlo en cuenta. Así que para esta fase elegiremos los deberes o las asignaturas de dificultad media.
  2.    Una vez hemos calentado bien la mente pasamos al momento de máximo rendimiento. (lo que sería empezar el partido de fútbol).
    La mente ya está preparada pero no se ha cansado lo suficiente como para no poder seguir. Así que aquí elegiremos las tareas de dificultad alta o aquellas que no te gusten.
  3.    Hacia el final del rato de estudio la mente empieza a estar más cansada (exactamente igual que pasa con los futbolistas, físicamente), por tanto, es normal que baje la concentración por lo que es el momento de escoger las tareas fáciles o que más le gusten a nuestro hijo.
Descansos

Algunos estudiantes prefieren no descansar porque pierden la concentración, a otros en cambio les ayuda a despejarse y retomar el estudio con más energía, pero esta elección cuando son pequeño o están empezando a estudiar enserio, como ocurre con los adolescentes, está bien que la tomen contigo, que les ayudes a saber si están cansados y empezando a distraerse o no.

Si optáis porque les va bien descansar recordad esto:

  • Que no descanse cuando te esté en la fase de máximo rendimiento, ya que es el momento óptimo de estudio.
  • Si hace un solo descanso, que lo tome cuando observéis que tu rendimiento y concentración decaen (cuando veáis que entra en la tercera fase de la “curva de rendimiento).
  • Que no aproveche el descanso para actividades que te hagan perder la concentración como: ver la TV, escuchar la radio o entablar una larga conversación; ya que le costará mucho recuperarla de nuevo (en vez de pasar de la fase 3 a la dos, volverá a la 1 de golpe).
  • Es recomendable que haga algunos ejercicios de relajación y concentración. Descansarás y estarás en buena forma física y mental para continuar el trabajo.
  • En todo caso, dentro de los períodos de estudio, los descansos deben ser cortos.
Horas óptimas de estudio

Evidentemente esto va a gustos y a preferencias, pero como recomendación:

  • Evitad que las hora de estudio sean (por costumbre) justo después de comer o cenar.
    No se rinde igual mientras estamos haciendo la digestión.
  • Estudiar siempre las mismas horas, es decir crear un hábito o una rutina
Subrayado

El subrayado es algo muy personal, en función de los contenidos y el tema del que traten.
Pero las pautas para hacerlo correctamente son las siguientes:

  • No subrayar en la primera lectura
  • No subrayar en lecturas posteriores, nada que no se comprenda.
  • Lo subrayado debe tener sentido por sí mismo, aunque gramaticalmente no sea correcto.

Lo más apropiado es que ayudarais a vuestros hijos a conseguir configurar un código, de modo que siempre tuvieran las mismas pautas de subrayado.

Código de subrayado

 

Ejemplo para poner a vuestr@s hij@s:

La alimentación y el sueño son funciones vitales en todos los seres vivos, incluido el hombre. Si queremos estar en perfectas condiciones para poder afrontar las dificultades que se nos presentan, debemos cuidar nuestro cuerpo, tanto en proporcionarle una alimentación sana, como en darle el descanso suficiente. Consideramos alimentos a todas aquellas sustancias que pueden ser absorbidas por los seres vivos y proporcionan al organismo los alimentos necesarios para reparar las pérdidas y asegurar el crecimiento.

Nuestra alimentación tiene que cumplir dos funciones primordiales: proporcionar al organismo todas las sustancias necesarias para subsistir y asegurar el crecimiento y desarrollo del individuo.

Preguntas que debe hacerse o debes hacerle tú:

  • ¿Tiene sentido? ¿Es como si leyeras un telegrama?
  • ¿El número de palabras subrayadas rebasa la mitad del texto?
  • Mirando por encima de lo que has subrayado, ¿puedes identificar claramente de qué tema trata?
  • ¿Están resaltadas las palabras clave?
Ejercicio 2 (con la resolución bajo)

Llamamos comunicación a la transmisión de información. Los seres humanos necesitamos comunicarnos constantemente, y para ello utilizamos muchos medios diferentes: la palabra hablada, carteles, dibujos, sonidos, gestos. Todos ellos constituyen signos.

Dentro de la comunicación humana distinguimos dos tipos. La comunicación verbal, que es la que emplea las lenguas, bien de forma oral, bien de forma escrita, y la comunicación no verbal, que es la que emplea cualquier medio distinto de la lengua (gestos, luces, colores, dibujos, etc.).

Por otra parte, en todo proceso de comunicación intervienen una serie de elementos fundamentales. El emisor es el que transmite la información a un receptor, que es el que la recibe, utilizando un código (conjunto de signos y reglas para su combinación). El mensaje es la información transmitida, el canal es el soporte físico por el que se transmite el mensaje (el aire en el caso de la lengua oral, el papel en la escrita, el cable telefónico, la pantalla del ordenador, etc) y la situación son las circunstancias en que tiene lugar este proceso de comunicación (esencialmente, el espacio y el tiempo), que a veces son fundamentales para el mismo.

texto subrayado

Si quieres leer más  Blog deea

Síguenos en   Logo facebook   y en logo Instagram

Publicado en Refuerzo escolar, Trucos
×

Hola!

Bienvenid@s a Deea, puede iniciar una conversación pulsando en el logo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?